Preparando un mapa para PDM (u otras partidas de rol)

La creación de planos o mapas para las diferentes partidas de rol que dirijo, ya sea en sistema XD6, Hitos (o su variante infantil, que hablaremos esta semana: HitoSchool/HitosKids) o Pequeños Detectives de Monstruos es la forma perfecta de integrar y darle más relleno a la partida, ayudando a ubicar en todo momento, la posición de nuestros personajes y sus acciones, en un espacio limitado y sobre todo, detallado. Un plano puede ser completo, con todo lujo de detalles e incluso, incluyendo una escala o simplemente, podemos marcar unas cuantas líneas maestras de un espacio determinado, como una nave espacial, un navío o el corredor de un castillo medieval. Pero a veces, puede ser algo complicado (y más contando con la falta de tiempo libre, que algunos tenemos que afrontar de la mejor manera posible) crear uno desde cero o la estética que tiene no nos acaba de convencer. Por eso, hoy he decidido enseñaros los pasos de como preparo yo los mapas para las partidas de Pequeños detectives de monstruos, en este caso, un mapa que preparé para una sesión de gamificación con profesores en la asociación barcelona, ALC Stronghold

 

  1. Es muy importante el material que utilicemos para hacer el plano o mapa de la partida. Probé usando un folio de papel y la verdad, no me acaba de gustar como quedaba. Mi segundo intento fue con cartulina, pero tampoco me acababa de convencer. La prueba definitiva fue con papel kraft, que compré en el bazar multiprecios de cerca de casa y tomando las medidas que quería realizar de mapa (aproximadamente 200 mm por 300 mm). Para la primera partida que diseñé un mapa, para guardarlo, usé un rollo de papel de cocina decorado con papel de colores y washi tape. Ahora, los llevo en los archivadores reciclados que os enseñé en el post de la maleta de director de juego. El papel kraft le da un acabado muy chulo a los planos. Ahora mismo estoy usando papel kraft reciclado de los envíos que recibe una empresa dónde trabajaba una conocida. Y el efecto visual todavía es mejor, pues el papel viene marcado o con dobleces y lo hace más atractivo. Durante un tiempo, utilicé papel de origen reciclado. Lo bueno de este papel que compraba en Flying Tiger (unos tres euros) es que es muy resistente y por su gramaje, aguanta bien el trote. He realizado algunas partidas especiales en jornadas de otras entidades o en ferias temáticas dónde el plano de papel se ha transformado en un plano de retales de tela (El caso de los parches, los remiendos y otros pedacitos de tela) o en una esterilla de bambú (El caso del arroz del siglo pasado). Abajo podréis ver las fotos. Otras formas de hacer planos que den efecto de envejecimiento es con la técnica del café. Cogeremos un folio de papel y lo arrugaremos (intentando no romperlo). Lo volveremos a colocar en su posición original y lo sumergiremos en una mezcla de café (soluble o de máquina) con agua. Empapar el papel todo lo que podáis, pero id con cuidado de no mojarlo demasiado, pues se puede romper. Lo dejáis secar y cuando esté seco, el papel tendrá textura apergaminada. Si además, lo hacéis con parte del dibujo ya impreso, parte de la tinta desaparecerá y creará un efecto todavía más antiguo. Hablaremos de este proceso a finales de mes, cuando prepararé el plano de la próxima partida de las Niggujocs, que organiza Sants-Nigurath.
  2. Una vez pensado el tipo de papel, deberíamos empezar por un boceto de lo que será nuestra zona dónde sucederá nuestra partida: ¿será una casa abandonada? ¿una casa con dos pisos? ¿es una escuela de barrio? ¿o estamos en mitad del bosque? Todos esos detalles son importantes a tener en cuenta, pues según lo que queramos hacer, las dimensiones de los diferentes espacios cambiaran. Yo aprovecho folios que no se han imprimido bien o antiguas libretas para abocetar los planos e ir montando, con anotaciones, aspectos de las partidas. Cuando os convenza la distribución, es hora de pasar al diseño en el papel escogido. IMG_20180314_130409
  3. Para la ocasión, usé el papel reciclado de Flying Tiger. Normalmente, utilizo líneas más gruesas para marcar las paredes exteriores del edificio y más finas, para los diferentes tabiques que separan las estancias. Tener en cuenta todas las medidas para que no os queden habitaciones de tamaño ridículo. Suelo usar regla para hacer las líneas, pero en muchas de las ocasiones, al hacer el repasado con rotulador negro lo hago a mano alzada. Me gusta la idea que parezca dibujado a mano alzada y no tan técnico.                                                                                                    IMG_20180314_130423
  4. El repasado con rotulador negro, lo suelo hacer en varias partes, para evitar las transferencias de la tinta al darle con la mano. En este plano, las líneas exteriores las repasé usando la regla y las otras, a mano alzada. Para rellenar los espacios entre líneas, usé un rotulador de punta gruesa negra, aunque se puede marcar de cualquier otro color. Los rotuladores que utilizo son de la marca Sakura y los compro en Casa Piera.                                                                                    IMG_20180314_132406
  5. Preparada ya la base del edificio de la partida, en este caso, la academia Azorín de Villalejana, comenzamos a diseñar el interior de cada sala y le proporcionaremos color, con rotuladores de punta fina y de punta gruesa, de diferentes marcas. No suelo tener manías con eso: desde Carioca hasta Staedtler, pasando por los rotuladores del Lidl y del Ikea. Siempre me suelen faltar dos o tres de cada una de las colecciones, pero si el resto funciona, ¿para qué vamos a desecharlos?                                                                                              IMG_20180314_164840
  6. Una vez pintado y secado el plano, toca el turno de plegarlo y guardarlo en el correspondiente archivador. Normalmente, para poder diferenciar cada uno de los planos, les suelo añadir una etiqueta adhesiva blanca con el nombre del caso. Si la partida tiene más de un plano, los diferencio con letras. En los últimos casos y tras adquirir una guillotina de múltiples filos en el Lidl, les doy forma a los bordes del plano para que queden más bonitos.                                                                                               IMG_20180314_165528

En poco más de media hora, podéis tener un plano listo para vuestras partidas. Otra forma de hacer un plano rápido y sencillo, a la par de ecológico, es utilizando planchas o pizarras blancas y rotuladores para pizarra. En pocos minutos lo tendréis preparado para jugar y cuando acabéis, sólo tendréis que borrarlo. ¿Qué queréis conservarlo para la posteridad? Un par de fotos con la cámara y listos. Y vosotros, decidme, ¿cómo hacéis vuestros planos?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s