El caso de los desorganizadores – Capítulo 4

Informe del interrogatorio al Monstruo del Desorden, capturado el 17 de julio en las cercanías de la Avenida de la Ciencia:
Detective Piña Colada: ¿Sabes algo del desbarajuste en el almacén de la Agencia de Detectives de Monstruos?
Monstruo del Desorden: No, señor. Yo paseaba por aquí, buscando algo con lo que entretenerme. Ya sé que los de la Agencia, no decís las cosas en broma.
Detective Piña Colada: ¿Estás seguro de qué no has estado aquí?
Monstruo del Desorden: No, señor. El detective Papaya ya me dejó muy claro, que si me volvían a atrapar, me iba a caer una buena reprimenda.
Detective Piña Colada: ¿Reconoces esta huella? Estaba en el sobre dónde llegó un extraño libro. Ese mismo día, comenzaron los problemas con las herramientas del almacén.
Monstruo del Desorden: Claro que reconozco mi propia huella. Estuve ayudando a don Genaro, el cartero. De vez en cuando, cuando lo veo tan cargado de correspondencia, le ayudo y él, a cambio, me da alguna chuchería con la que entretenerme. También le organizó la correspondencia… Bueno, yo lo intento, pero siempre acabo desordenándola más.
Detective Piña Colada: ¿Y quién podría tener interés en las herramientas de la Agencia?
Monstruo del Desorden: Podría ser cualquiera. Muchos monstruos sienten pasión por sus herramien…
Secretaría Mermelada: ¡Moncho! ¡Alguien ha vuelto a entrar al almacén y nos ha dejado este mensaje!

¿Os recuerda a algo? Quizás se trate de Código Pigpen.

Sentado ante una taza de café caliente, el detective Piña Colada y la secretaría Mermelada, intentaban encontrar respuestas ante la gran duda que les rondaba por la cabeza: ¿quién era el causante de tanto desorden y cuál era el objetivo a cumplir? A los pocos metros, el Monstruo del Desorden, intentaba recomponer un rompecabezas para peques, sin éxito. Lo suyo era el desorden. El detective, pensativo, dijo:
– Quizás deberíamos echarle un ojo al mapa que había en el libro. Quizás haya algo más escondido, que no hayamos visto.
Resuelve el rompecabezas en línea o imprime esta imagen y recortarla a tu gusto, para generar tu propio rompecabezas. 

¿Qué son esas extrañas marcas en el mapa? ¡Señalan lugares!

Diez calles señaladas con un gamusino, es lo que encontraron. Diez lugares que ellos ya conocían. ¿Por qué esos diez lugares? ¿Y lo de robar un frasco de cristal? El Monstruo del Desorden, estaba acabando (a su manera), el rompecabezas, cuando gritó:
¡Una araña! ¡Una araña en la caja! ¡Ojalá tuviera algo con qué atraparla!
– Un momento. – La secretaría Mermelada se levantó de la silla.- ¿A los monstruos os dan miedo los insectos?
– No a todos. Al Monstruo de las Macetas, le encantan. Pero otros los odian.
– Secretaría Mermelada, ¿sabemos si falta algo del almacén?
– Pues… parece que sí. Faltaría un Frasco de Cristal y un par de Redes Atrapamonstruos, de las que utilizan los detectives novatos.
– Tenemos que volver a mirar el mapa. ¿En qué lugar puede haber más presencia de bichos?

¿En qué lugar de los señalados del mapa, podemos encontrar estas cosas?

¡El Parque del Cárabo! Ese es el lugar dónde podría hallarse el desorganizador del almacén. La secretaría Mermelada y el detective Piña Colada, se prepararon para hacer una visita al parque. El sol estaba ya cayendo, pero no le tenían miedo a la oscuridad… ¿O tal vez deberían tenérselo?

Continuará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s