El caso de los desorganizadores – Capítulo 11

Los obreros hicieron un parón para dejar los trabajos para el próximo día y fue ese momento, el que aprovecharon los detectives y la secretaría Mermelada, para rebuscar en el parque, con el objetivo de encontrar el Frasco de cristal desaparecido. La parte más recóndita del jardín, la que quedaba más apartada de la calle, estaba intacta, pues las obras afectaban al perímetro exterior, sobre todo, la zona de acceso a los jardines. Pese al calor del verano, la mayoría de plantas todavía conservaban las flores y sus colores intensos. El señor Alhucemas explicó detalladamente a los detectives:
– En este jardín, tenemos flores de todo tipo. Mis favoritas son los claveles y los geranios. Me recuerdan al pueblo de mis abuelos.
– ¡Es que son muy alegres y coloridos! ¡Mirad! ¿Y esa cuál es? ¿Y aquella? ¡Cuántas flores! Me encantan. – Dijo entusiasmado el detective Kiwi, que se olvidó por un momento del objetivo de la misión.
– Pues… – Comenzó el señor Alhucemas.

Encuentra todas las flores que mostró el señor Alhucemas a los detectives de la Agencia

Tras un breve paseo:
– …Y con esto ya habríamos acabado. Ya conocéis todas las plantas que tenemos en los Jardines del Cenit.
– Perfecto. Ha sido una gran lección de botánica. – Dijo el detective Piña Colada. – Pero hemos venido a buscar un Frasco de Cristal que nos habían robado de la Agencia.
– Pues… Moncho. Yo creo que he visto dónde está el Frasco de Cristal. En uno de los arbustos que hemos cruzado de camino a aquí, he visto algo de cristal. Podría ser el Frasco.
– ¿Y cuál era? ¿Lo recuerdas? – Dijo el detective Kiwi. – Es que tengo la cabeza llena de plantas.
– Pues… Creo que sí. Dirigios a mitad del camino y nos comunicamos con el Walkie-Talkie. Seguro que lo encontráis.
– Perfecto, vamos para allí. – El señor Alhucemas emprendió la marcha.

¿Sabréis encontrar el arbusto correcto?

Se plantaron ante el arbusto y miraron entre sus ramas. Encontraron el Frasco de Cristal desaparecido. Parecía bien, pese a que tenía un feo golpe en uno de los laterales. Quitándole la tierra y la hojarasca, miraron en el interior. Dos pequeñas arañas paseaban por el interior del frasco. Seguramente, el Monstruo de las Sombras lo usaba para capturar las arañas que tanto le atemorizaban. Pero al levantar el frasco, algo vieron tirado en la tierra. Parecía un sobre de papel marrón, con el membrete de la Agencia:
– ¡Parece una carta dirigida al doctor Piña! – Dijo el detective Piña Colada.
– ¡Quizás es un nuevo invento! ¿Y os habéis fijado en lo raro que es el sello? – Respondió el detective Kiwi.
– Es uno de los nuevos sellos oficiales de la Agencia. – Respondió la secretaría Mermelada, que sostenía en sus manos, el sobre.- Volvamos a la Agencia y miremos con calma este sobre. Puede ser importante lo que contenga en el interior.

Resuelve el rompecabezas en línea o imprime esta imagen y recortarla a tu gusto, para generar tu propio rompecabezas. 

El extraño sello aparecido en el sobre de papel marrón. ¿Qué contendrá dicho sobre?

Continuará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s