Pasando una #Papayavidad entre misterios: 5 casos navideños para toda la familia.

¡Feliz post-Papayavidad! Ya hemos acabado la primera tanda de comidas navideñas y familiares y nos quedan los dos platos fuertes: la llegada del nuevo año y la llegada de Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente. Pero entre comida y comida, siempre hay un huequecito para lo lúdico y que tal si lo rellenamos con unas partidas navideñas, para toda la familia. Hoy en el blog, nos envolvemos en la manta de la nostalgia, para recordar 5 casos navideños aptos para toda la familia, jugables gracias al libro de Pequeños detectives de monstruos (Álvaro Corcín y Patricia de Blas, Nosolorol).

1) El caso de las trece campanadas: un caso navideño apto para la Nochevieja, pues parece ser que en Villalejana, el reloj del Ayuntamiento se ha vuelto loco y no dará los doce toques necesarios para recibir el nuevo año, sino trece. ¿Lograremos acabar con el problema antes de que sea demasiado tarde y no nos dé tiempo a tomar las uvas?

2) El caso de la campana sobre campana: y si el reloj del Ayuntamiento ya dio problemas en el pasado, ahora es el abeto navideño de la Plaza Mayor el que sufre un percance y se encuentra con un robo de su decoración navideña. Investigad al culpable, no le dé por destrozarlo todo.

3) El caso de los regalos extraviados: el más reciente de todos, que estrenamos en Nochebuena, nos trae a Papá Noel como protagonista. El robo de su trineo hace peligrar los sueños de todos los pequeños villalejaneros que esperan sus presentes bajo el abeto. Un viaje al Polo Norte, solo apto para detectives valientes.

4) El caso de los números primos (pero no lejanos): ¿quién no ha disfrutado nunca de un calendario de advento? Pues el detective Piña Colada es uno de los que cada año, compra su calendario cargado de chocolate. Pero el suyo es especial, pues alguien se ha dedicado a dejarle otros presentes menos apetecibles como raspas de pescado, brócoli o queso roquefort apestoso. Ayudadle a recuperar su preciado chocolate.

5) El caso de los juguetes perdidos: y como en toda buena Papayavidad no pueden faltar los juguetes y en este caso de 2017, estos fueron los protagonistas. ¿Queréis disfrutar de ellos? Deberéis buscarlos, pues alguien se los ha llevado, dejando la casa patas arriba. Un sencillo caso apto para los detectives más peques.

Os dejamos con estas aventuras para que disfrutéis los días que quedan de este 2019 que está acabando y nos vemos pronto, con más sorpresas a revelaros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s