Herencia robada (una travesía para 8 Tesoros)

¡Hola, hola, hola! ¿Qué tal está yendo este verano tan extraño, raro, atípico y caótico? Aquí en Villa Papaya, está siendo un verano de locos. La semana pasada estuve en el festival Celsius 232 y esta semana he estado preparando cosas que iremos subiendo al blog, poco a poco. ¿Falta de tiempo? Sí. Este año, a diferencia del pasado, pese a tener las cosas con más previsión de tiempo, me ha pillado el toro y la faena se ha multiplicado a niveles exponenciales. ¿Resultado? Me está costando sacar tiempo para pasar los textos a limpio y preparar los mapas, pero espero ir recuperando el ritmo de publicación, en los próximos días. Hoy, os vuelvo a traer otra travesía para 8 Tesoros (David Díaz, ilustrado por Alba Aragón, GDM Games), para que podáis disfrutar con vuestros peques. Recordad, que necesitaréis las fichas para crear vuestros personajes y sobre todo, muchas ganas de navegar por las aguas de la Gran Dama Azul.

Mil motivos por los que no hay que robar a la familia Barrilete

El motivo de esta aventura es muy claro. Un robo en la taberna de Rosalinda Barrilete (que viene de la travesía Si quieres caldo…) que hará que su hijo, el sobrecargo Barrilete. Quizás solo sea un viejo juego de mesa, pero el valor sentimental es lo que cuenta y por ello, no dudaréis en ir a resolver esta peculiar búsqueda del tesoro en la que os veréis enfrascados persiguiendo a gente por las calles del Puerto de la Veranda, probando “exquisitos” manjares o derrotando a los esbirros de un estrambótico capitán. ¿Merecerá la pena el esfuerzo por recuperar el tesoro robado?



¿Qué contenidos podemos trabajar con esta travesía?

Herencia robada es la travesía ideal para hablar de la importancia de las cosas. ¿Qué es importante para nosotros? Quizás sea un libro, quizás sea un juguete. Quizás sea algo menos material, como el amor de nuestros familiares… ¿Es más importante lo que a mi me importa que lo tuyo? Realmente, no. Y en esta aventura, estamos yendo a recuperar algo importante para un compañero de tripulación.

Además, introducimos el tema de los juegos de mesa, en este caso, un juego tradicional nórdico, el tablut. Pero podríamos hablar de un sinfín más, que existen y que se alejan del perfil de juego de mesa moderno. Senet, Fanorona, Puluc, Nyout… son algunos de los juegos que podrían haber sido objetivo de los ladrones. Con este pequeño guiño, despertamos el interés de los peques por otras formas de juego, tan diferentes a los juegos de mesa modernos y a la par, tan interesantes.

Por último, con la idea del malcocinado, introducimos también temas de nutrición y gastronomía. El malcocinado es un plato típico de algunas regiones de la península, que incluso han dado nombre a calles (como el Carrer del Malcuinat, en Barcelona). Como en todas las partidas de rol, estas pequeñas briznas de cultura, añaden un poco de profundidad a la historia y animan a los peques, a curiosear y a preguntar más.

Como siempre, os dejo aquí todo lo necesario para jugar. Y para cualquier duda, no dudéis en contactar con nosotros.

Herencia robada

Mapas: Puerto de la Veranda (noche) y Taberna de la Corona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s